El pasado mes de julio ha sido intenso para nuestra comunidad Lendi – Vidas sin Plástico. Empezamos el mes con un animado vermut en el Parc de la Ciutadella, donde sellamos el desafío “Julio sin Plástico” (http://www.plasticfreejuly.org) y el compromiso de ayudarnos mutuamente a reducir el consumo del plástico de un solo uso en nuestras compras y consumo diario. Consumo responsable del plástico

Sabemos que cambiar hábitos de consumo no es una tarea fácil y suele tomar más tiempo debido al desconocimiento y falta de motivación personal, muchas veces en función de la vida acelerada que llevamos hoy día. Al final, el plástico está por todos lados, desde los embalajes de comida y de ropa, hasta los dispositivos electrónicos que utilizamos. Con el objetivo de minimizar esos obstáculos y hacer que el desafío se perciba menos complicado, la comunidad Lendi – Vidas sin Plástico ha movido mucha energía desde nuestra página en Facebook y ha creado acciones para informar y enseñar a elegir soluciones alternativas, además de algunos trucos para reducir el consumo innecesario de plásticos de un solo uso.

Rescatando viejos hábitos de compra y consumo: del plástico a la tela

¿Sabías que cada año 1 billón de bolsas de plástico son utilizadas en todo el mundo y solo el 10% se reciclan? ¿Sabías también que la mayor parte de estos residuos no son reciclados y que, por su ligereza, pueden ser consumidos por los animales, obstruir tuberías y conductos, e incluso llegar al mar llenándolo de residuos químicos que contaminan los ecosistemas marinos? Para que te hagas una idea de lo que eso representa, cada ciudadano de la UE consume una media de 198 bolsas de plástico al año. Al paso que van las cosas, se estima que hasta 2060 no tendremos la capacidad de reciclar todo el plástico que producimos hoy.

Siguiendo iniciativas lanzadas en varias partes del mundo, el pasado mes de marzo de 2017 el Gobierno de España prohibió la entrega gratuita de bolsas de caja o de entrega a domicilio de cualquier material plástico en establecimientos comerciales y turísticos, en todo el territorio nacional. Esa es una de las primeras iniciativas del proyecto de Real Decreto del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente que transpone la directiva comunitaria sobre reducción del consumo de bolsas de plástico, y tiene como objetivo prohibir por completo el uso de bolsas de plástico ligeras y no compostables en el comercio. La esperanza es que, con el cobro, las personas empiecen a cambiar sus hábitos reciclando las mismas bolsas una y otra vez o sustituyéndolas por otras de materiales menos contaminantes.

En ciudades como San Francisco (Estados Unidos) y países como México, Gran Bretaña, Francia, Irlanda e Italia, la prohibición de las bolsas plásticas ha tenido impacto positivo en la reducción de los residuos generados, y lo mismo se espera de España.

Aunque sea el dinero – y no la buena intención – el catalizador de ese cambio, para Lendi – Vidas sin Plástico este es más un impulso importante rumbo al cambio en el uso de esas bolsas, con ciclo de uso corto. Para nosotros, el verdadero cambio está en instaurar el hábito de rehusar la misma bolsa, sea compostable o de otros materiales reutilizables y con menor impacto ambiental en su descomposición, como las bolsas de rafia natural, cestas de mimbre y bolsas de algodón.

Con ese ánimo, llevamos a cabo el pasado 10 de julio un taller de producción de bolsas de tela que pueden ser utilizadas siempre en las compras a granel. La iniciativa surgió de la asociación de les Cosidores Solidàries del Poble-sec (Acompanyament Gent Gran i Baixem al Carrer) con la comunidad Lendi – Vidas sin Plástico,  y fue una tarde muy divertida donde las más de 25 personas ahí presentes pudieron transformar retales de tela que tenían olvidados en sus casas, en bolsas recicladas que podrán ser utilizadas muchas veces.

Bolsas de tela para un consumo responsable

Productos de higiene que dejan a uno más bonito por fuera y dentro

Otra gran iniciativa llevada a cabo por nuestra comunidad Lendi – Vidas sin Plástico dentro del marco “Julio Sin Plástico”, y con la intención de concienciar nuestro entorno más cercano a reducir las compras de envases de un solo uso, fue el Taller de Cosmética Natural. En este taller participaron más de 35 personas interesadas en conocer alternativas a la cosmética e higiene industrial, como las compresas femeninas de tela, los cepillos de bambú y la pasta de dientes casera, hecha con ingredientes naturales y libre de químicos.

Productos alternativos para consumo responsable

Durante el evento, fueron presentados productos de higiene y cosmética alternativos a los habituales, usualmente vendidos en embalajes y packaging no reutilizables y que se suman a la montaña de residuos de corto ciclo de uso y difícil descomposición. Muchos de los productos presentados pueden ser fácilmente encontrados en tiendas de productos bio y ecológicos, como es el caso de los peines de madera y los jabones sólidos para el cuerpo. Si quieres saber qué otros productos existen y dónde encontrarlos, no dejes de seguir la comunidad en Facebook.

El evento siguió con una charla informal donde todos pudieron compartir un poco de sus experiencias personales en cuanto a los cambios de hábitos y los desafíos que estos suponen, además de solicitar ayuda y recomendaciones cuanto a productos alternativos. El taller de pasta de diente lo lideró Sara Fuertes, miembro de nuestra comunidad, enseñando lo fácil, barato y ecológico que es para uno producir su propia pasta de dientes en casa. Con todo el buen rollo que había, el taller terminó con un sorteo de cepillos de bambú para ayudar a los felices ganadores en su reto de cambiar hábitos.

Consumo Responsable - talle de pasta de diente

¡Seguimos!

Julio ha sido un mes inspirador y estimulante. Seguimos rumbo a los últimos seis meses de este año con mucha motivación para afrontar el reto de repensar, reducir, reutilizar y reciclar de forma efectiva el consumo de materiales, para así usar más responsablemente los recursos naturales. Todas las actividades que hemos realizado muestran claramente cómo el cambio es posible, y puede comenzarse con pequeñas actitudes, que siempre son más fáciles de abordar en comunidad y con el apoyo de otros. Si tienes ganas de abrazar esta filosofía y no sabes por dónde empezar o cómo hacerlo, ¡únete a nosotros! En la comunidad Lendi – Vidas sin Plástico nos ayudamos entre todos con recomendaciones de tiendas eco-conscientes para tus compras, productos alternativos que generen menos residuos, recetas fáciles de productos caseros y muchos trucos más. ¡Únete al movimiento!

Déjanos tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *