Si algo nos enseña la historia de la Isla de Pascua es que “la lección más importante de la historia es que no aprendemos de las lecciones de la historia

La Isla de Pascua nos cuenta una historia increíble sobre un desastre ecológico que se produce en completo aislamiento. Una isla de 163 km cuadrados que hace mil años estaba igual de aislada que hoy nuestro planeta. Para encontrar más tierra estos isleños se tienen que ir 3.500 km al este, a Chile, o a más de 2.000 km al oeste, a las islas Pitcarn. El resto es agua.



Resulta que entre los años 700 y 1100 DC se asentaron unos polinesios (cómo llegaron allí tuvo que ser la pera, pero eso es otro asunto) y basaron su sociedad y “prosperidad” en la construcción de unas estatuas gigantes, “moais” como tributo a sus antepasados. Se han encontrado 887 de estas estatuas, y el tamaño medio es de unos 4 metros de alto y alrededor de 10 toneladas. El moai más alto era de unos 10 metros y pesaba 75 toneladas. La pregunta que todavía ronda entre antropólogos es: ¿cómo esta sociedad primitiva, sin tecnología moderna, sin animales de carga, sin rueda y sin nada de nada transportaban y levantaban estas moles de piedra?

Historia de la Isla de Pascua
Moais


Historia de la Isla de Pascua
¿Moais del S.XXI?

Pero vamos por partes. El territorio de la isla se dividía en 12 clanes. Su alimento se basaba en los pájaros nativos de la isla, los pollos que se llevaron los polinesios consigo, el cultivo y en menor medida la pesca. La Isla de Pascua era un bosque subtropical que albergaba una gran diversidad de vida. Se ha encontrado, entre otros, polen de la palmera más alta del mundo, una especie que llega a más de 20 metros de altura (la Jubaea chilensis si nos queremos poner técnicos). Pero si veis fotos de la isla hoy en día no encontraréis un solo árbol de un tamaño decente. Y es que aunque esto de los pájaros nativos, cultivo, pesca, etc, parece muy bonito, la Isla de Pascua refleja uno de los ejemplos más extremos de destrucción de un ecosistema; todo el bosque completamente desaparecido. Vacío. Pum. Magia. Con todas las consecuencias que esto conlleva; extinción de especies, pérdida de materias primas, animales (alimento), disminución de rendimientos de los cultivos… pero, ¿cómo se llegó a esta situación?

Como os contaba antes, a estos polinesios les gustaba mucho construir estatuas de piedra de hasta 75 toneladas y transportarlas por la isla. Tal cual. Este era su objetivo como sociedad, los 12 clanes competían por levantar el moai más alto. No veían -literalmente- mas allá. La demanda de madera, comida, y materias primas para tallar y transportar estos gigantes fue incrementando con el paso del tiempo. También lo hizo la población. Esta megalomanía los empujó literalmente a la tala de todos los arboles de la isla. Inevitablemente se llegó a un punto en el que no había suficientes recursos para sostener este estilo de vida en una isla sobrepoblada.  La escasez de recursos los llevó al hambre, luego a matarse entre ellos y finalmente al canibalismo.

Historia de la Isla de Pascua

Historia de la Isla de Pascua

En 1838 un barco francés estaba anclado en las costas de la isla y una canoa destartalada y medio hundiéndose se les acercó. En palabras del capitán: “todos los nativos repetían excitados y continuamente la palabra ‘miru’ y se volvían impacientes porque veían que no los entendíamos: esta palabra es el nombre de la madera que usan los polinesios para construir sus canoas. Utilizaron todos los medios para hacernos entender esto…” En 1862 la mitad de los pocos isleños que quedaban fueron secuestrados y vendidos como esclavos. En 1872 sólo quedaban 111 habitantes.

Por si no he sido lo suficientemente sutil os dejo que cada uno saque sus propias conclusiones. ¡Os invito a escribirlas en los comentarios! Yo mientras me pregunto: ¿qué pensaría la persona de la Isla de Pascua que taló el ultimo árbol? ¿podemos aprender algo de la historia de la Isla de Pascua? ¿No serán nuestros rascacielos «moais» modernos? 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.