Lendi es una comunidad donde puedes pedir prestado cualquier objeto que necesites a vecinos de tu barrio. Una aspiradora, un martillo, una batidora, una tienda de campaña, una sombrilla… lo que sea. Te metes en la aplicación (ahora en construcción), pides lo que necesitas y te ponemos en contacto con un vecino que te lo pueda prestar.

 

el por que de lendi

 

 

Pero hoy no voy a ahondar en qué es Lendi, o cómo funciona. Hoy quiero hablar de lo que para nosotros es lo más importante: el por qué de Lendi.

Lendi nace con dos propósitos claros: 1. cuidar el planeta. 2. conectar a las personas.

 

1. Cuidar el planeta

Personalmente soy un enamorado de la naturaleza. Me gusta salir ahí fuera y conectar con ella, observarla, meterme en su ritmo tranquilo, en su fluir natural. La naturaleza me hace sentir bien. Y aparte resulta que es una pasada. Vivimos literalmente en un paraíso, pero estamos “atrapados” en ciudades “man made” que muchas veces nos impiden verlo.

 

El por qué de Lendi

 

Pero mucho más importante todavía. Necesitamos a la naturaleza y un uso responsable de sus recursos para seguir viviendo de manera cómoda en el planeta. Da igual si nos gusta más o menos, o si nos sentimos más o menos identificados con ella, la realidad es que la necesitamos. Es importante recordar una obviedad, pero que quizás con la industrialización hemos olvidado: todo lo que vemos a nuestro alrededor nos lo da el planeta. La mesa, el ordenador con el escribo, la ropa que llevo, la televisión, el edificio donde vivo… absolutamente todo lo que vemos a nuestro alrededor viene de la naturaleza.

No podemos seguir viviendo y consumiendo al son del marketing de las grandes empresas que nos invitan a comprar sin fin, ajenos a nuestra realidad. Y es que planeta solo hay uno, y los recursos son limitados. Y no hace falta que diga nada más. Los recursos son limitados y punto. La única manera de seguir prosperando económica y socialmente es haciendo un uso responsable de los recursos que tenemos.

Y este es el primer por qué de Lendi. Cuidar la naturaleza, consumir de forma más responsable y hacer un mejor uso de los recursos ya existentes. Con Lendi nos daremos cuenta de que ya no necesitamos comprar y poseer tantas cosas… solo necesitamos tener acceso a ellas para usarlas cuando las necesitemos. Acceso es la palabra clave.

 

2. Conectar a las personas

 

 

El segundo por qué de Lendi es volver a recordar aquello que un día supimos pero hemos decidido olvidar. Que como seres humanos nos nutrimos de la conexión con otros seres humanos. Gran parte de nuestra felicidad depende de nuestra relación con otras personas. Y resulta que cada vez más gente se va a vivir a las ciudades, vivimos cada vez más juntos, pero paradójicamente más separados.

Lendi quiere recuperar las conexiones entre los vecinos, conocernos los unos a los otros, conectar, cooperar, ayudar. Y llámame loco pero es que además, la gente más feliz suele ser la más servicial. Ayudar nos hace sentir bien. Lendi quiere construir barrios más sanos, cooperativos y sostenibles, y así poder vivir de forma más cómoda y feliz. Y quizás más importante aún. Haciendo esto nos daremos cuenta del poder que tenemos como individuos para generar cambio social. Al estar conectados y empoderados ya no necesitamos a gobiernos o instituciones para cambiar las cosas (nunca lo hicieron muy bien de todos modos), ahora somos nosotros, con nuestros actos y nuestros hábitos de consumo los que estamos cambiando el mundo.

Compartiendo estamos cambiando las reglas del juego, construyendo un planeta más sostenible y creando barrios y ciudades más sanas y cooperativas. Y es esto lo que nos mueve cada mañana. Saber que con cada préstamo se está fomentando el consumo responsable y se está creando una conexión más. Lendi está aquí para cambiar el mundo. ¿Te apuntas?

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *